Infarto Medular

Paciente de 27 de edad, con cuadro clínico de inicio súbito de cervicobraquialgia bilateral y limitación de movimiento de miembros superiores.

Definición y Clínica: El infarto de la médula espinal es una causa poco común de mielopatía aguda, que representa aproximadamente el 6% de los casos de mielopatía, la isquemia de la médula espinal puede ser arterial o venosa.   El inicio de los síntomas es brusco y el déficit neurológico dependerá del territorio vascular y del nivel medular afectado. Además de los síntomas neurológicos, el dolor de espalda también es común y se observa en aproximadamente el 70% de los pacientes.

La irrigación de la médula espinal surge de las arterias espinales anterior y posterior a través de múltiples arterias radículo medulares de. La arteria espinal anterior irriga los dos tercios anteriores de la médula espinal, y las arterias espinales posteriores irrigan el tercio posterior de la médula espinal.

El síndrome de la arteria espinal anterior causa pérdida bilateral de la función motora y espinotalámica con preservación de las columnas dorsales, mientras que el síndrome de la arteria espinal posterior da como resultado la pérdida de la propiocepción y la percepción de la vibración por debajo del nivel de la médula dorsal.

Imágenes:

MRI: El infarto de la arteria espinal anterior produce hiperintensidad en secuencias T2 y STIR en los cuernos anteriores y la sustancia blanca circundante, mientras que el infarto de la arteria espinal posterior produce hiperintensidad en T2 y STIR que se limita a las columnas dorsales y los cuernos posteriores.

Las imágenes por difusión muestran restricción de la difusión en las secuencias DWI y caída del mapa de ADC

Diagnósticos diferenciales:

Mielopatía compresiva.

Enfermedades desmielinizantes:

Esclerosis múltiple (EM) encefalomielitis diseminada aguda (ADEM), trastorno del espectro de neuromielitis óptica (NMOSD) y mielitis transversa idiopática (TM).

Mielopatía infecciosa.

Mielopatía neoplásica expansiva, aguda y no aguda

MRI: Como dato dominante, se observa lesión hiperintensa, de bordes irregulares y límites mal definidos, sobre el cordón anterior de la médula, segmento metamérico C2-5, con mayor afectación en segmento C3, cuyas características corresponden en primera instancia a trastorno vascular territorio de la arteria espinal anterior.

Bibliografía Recomendada:

Lee M, Aronberg R, Manganaro M, Ibrahim M, Parmar H. Diagnostic Approach to Intrinsic Abnormality of Spinal Cord Signal Intensity, Radiographics. Oct 7 2019; Vol. 39, No. 6

Dr. Jhon Escudero R. Universidad Tecnológica de Pereira. Colombia

Facebooktwitterlinkedinyoutubeinstagram
Facebooktwitterlinkedin