Ruptura de Teratoma Maduro

Paciente femenina de 35 años, quien el día 31/10/21 ingresa por guardia presentando dolor abdominal de aproximadamente 45 días de evolución, progresivo hasta el día que decide consultar. Al examen físico abdomen blando, depresible, con dolor a la palpación sobre flanco izquierdo y fosa ilíaca izquierda, palpación de una masa sobre la región mencionada, sin signos de irritación peritoneal, sin otros síntomas asociados. 

Diagnóstico: Ruptura de teratoma Maduro.

Definición y clínica: Los teratomas de ovario son neoplasias de células germinativas. Es el tumor de ovario más común, representando el 20% de los tumores de ovario en adultos; comprenden varios tipos histológicos los cuales contienen tejidos maduros o inmaduros de origen de células germinales, como el ectodermo (piel, cerebro), mesodermo (músculo y grasa) y endodermo (epitelio mucinoso o ciliado). Afectan mujeres en edad reproductiva (<45 años). Tiene un crecimiento lento con una tasa promedio de 1.8 mm cada año. El 10% de los casos son bilaterales.

En su presentación clínica la mayoría son asintomáticos y el dolor abdominal es un síntoma infrecuente. Pueden presentar diversas complicaciones, como torsión (16%), rotura (1-4%), transformación maligna (1-2%), infección (1%) y anemia hemolítica autoinmune (< 1%). Estas complicaciones requieren diferentes estrategias terapéuticas; por lo tanto, el diagnóstico oportuno y preciso de estas complicaciones es importante para una atención óptima al paciente.

Claves diagnósticas:

Eco: Es el primer método de estudio, donde se puede visualizar tres manifestaciones que ocurren con frecuencia. La primera es una lesión quística, que presenta un tubérculo ecogénico que se proyecta hacia la luz del quiste (Nódulo de Rokitansky) es la manifestación más frecuente. La segunda es una masa ecogénica difusa la cual genera sombra acústica posterior 2io al material sebáceo y cabello dentro de la cavidad del quiste y la tercera es la presencia de múltiples bandas ecogénicas delgadas causadas por el cabello dentro de la cavidad.

TC: Es una técnica que nos permite evaluar el órgano de dependencia y diferentes densidades que componen esta lesión, confirmando así las diferentes líneas celulares que conforman el teratoma maduro. La presencia de tejido adiposo en una lesión quística con o sin calcificación en la pared, es diagnóstica de teratoma quístico maduro. La grasa se informa en el 93% de los casos, y los dientes u otras calcificaciones en el 56%.

RM: Es un método diagnóstico, que generalmente de usa en casos confusos, ya que tiene secuencias sumamente sensibles a los componentes grasos como son las secuencias de FAT-SAT o de desplazamiento químico, las cuales nos ayudan a confirmar la presencia de esta. 

TC: Como dato de interés se objetiva en topografía de flanco y fosa iliaca izquierda presencia de lesión ocupante de espacio de forma ovoidea con límites netos de densidad heterogénea presentando áreas hipo-isodensas y componente hiperdenso sólido, con medidas de 140 mm en sentido cefalocaudal, 94 mm diámetro transverso y 102 mm anteroposterior; la misma impresiona tener continuidad capsular en sentido caudal para anexial izquierdo.

Asimismo, se evidencia reacción inflamatoria perilesional, observando una disrupción en la continuidad de la pared de la lesión, hallazgo que sugiere ruptura de la misma.

RM: Se visualiza lesión ovoidea hiperintenso en ponderación T2, siendo hipointenso en ponderación STIR, asociado a áreas de susceptibilidad magnética y realce heterogéneo tras la administración de contraste paramagnético endovenoso.

Diagnósticos diferenciales:

  • Teratoma inmaduro: en general con un componente más sólido, suelen tener pequeños focos dispersos de tejido graso y calcificaciones dispersas.
  • Cistoadenoma seroso: Solo puede plantearse este diagnóstico si estamos frente a un teratoma maduro atípico (puramente quístico), en este caso el cistoadenoma seroso no presenta nódulo de Rokitansky, no tiene paredes nítidas bien delimitadas y se presenta en rangos etarios diferentes (40-50 años)
  • Cistoadenocarcinoma seroso: Similar al anterior. El diagnóstico se hace en base a la edad de la paciente (60-70 años para el cistoadenoMa), la ausencia de tejido graso y la poca definición de sus paredes.
  • Endometriomas y quiste ovárico hemorrágico: Tener en cuenta que las hemorragias pueden verse similares a la grasa en resonancia magnética y tomografía. En este caso secuencias FAT SAT y secuencias de gradiente químico nos ayudan a diferenciar sangre de grasa. En tomografía computada la valoración de densidades con HU nos ayudan a llegar al diagnóstico final.
Dr. Thomas, Dennis. Universidad Nacional de Córdoba. Argentina
Dra. Sandra L. Cano M. Universidad Libre. Cali

Referencias:

https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.284075069
Imaging Findings of Complications and Unusual Manifestations of Ovarian Teratomas
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.304095745
Clinical Syndromes Associated with Ovarian Neoplasms: A Comprehensive Review
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiographics.21.2.g01mr09475
Ovarian Teratomas: Tumor Types and Imaging Characteristics
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.226025033
CT and MR Imaging of Ovarian Tumors with Emphasis on Differential Diagnosis
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.2019180050
Unusual Imaging Findings Associated with Germ Cell Tumors
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.286085504
US and CT Evaluation of Acute Pelvic Pain of Gynecologic Origin in Nonpregnant Premenopausal Patients

Facebooktwitterlinkedinyoutubeinstagram
Facebooktwitterlinkedin