Apendagitis Crónica Calcificada

Definición: La apendagitis epiploica es una condición rara, que afecta con mayor frecuencia a hombres de mediana edad (4ta 5ta décadas), y es causada por cambios inflamatorios e isquémicos relacionados con la torsión o trombosis venosa de los apéndices epiploicos. Hay dos formas reconocidas de esta condición: La torsión espontánea de los apéndices epiplóicos (con la oclusión vascular resultante y la isquemia) que se ha implicado como la causa de la apendagitis epiploica primaria, y la inflamación de los órganos adyacentes, incluidos el colon, la vesícula biliar y el apéndice, que conduce a la forma secundaria.

Dado que los apéndices epiploicos son más grandes y más numerosos en el colon sigmoide y descendente, la apendagitis aguda se manifiesta típicamente como dolor en el cuadrante inferior izquierdo, simulando diverticulitis aguda. Con menos frecuencia, también puede afectar el colon derecho y el ciego, simulando clínicamente apendicitis. 

En general es un proceso autolimitado, que causa un cuadro clínico agudo. En su evolución existen dos caminos: uno, el más frecuente, es que luego del infarto del apéndice, se produzca una necrosis grasa aséptica que cura como una lesión fibrótica o calcificada y que se mantiene unida o no a la serosa colónica. El otro caso, y más raro, es que se produzca una adhesión y posterior obstrucción intestinal, o que se formen abscesos.

La necrosis grasa es una de las causas más frecuentes de calcificación focal en el peritoneo y el retroperitoneo. 

Evaluación por imágenes:

Ecografía: se identifica una masa hiperecogénica no compresible que carece de flujo sanguíneo central. En casos de calcificación se puede visualizar imagen hiperecogénica con sombra acústica.

TC: El mejor método de examen. La apariencia típica de la apendicitis epiploica aguda es una lesión ovalada pericólica, clásicamente menor de 5cm, de atenuación grasa con un borde hiperdenso, contigua al colon. También puede estar presente un punto central de alta atenuación o un foco irregular o lineal que corresponde a vasos centrales congestionados o trombosados ​​o áreas centrales de hemorragia o fibrosis. Cuando se produce una necrosis grasa isquémica focal, y se calcifica suele mostrar un patrón de calcificación periférica o calcificación central, pudiendo mostrar un aspecto de huevo duro.

RM: No suele usarse en el diagnóstico de apendagitis.

Diagnósticos Diferenciales

Apendagitis aguda: diverticulitis y apendicitis. Ambos procesos cursan con leucocitosis y pueden presentar fiebre. (ambos hallazgos ausentes en la apendagitis)

Apendagitis crónica: infarto omental, también suele provocar necrosis grasa. Es más raro que la apendagitis dado la múltiple vasculatura del epiplón, suelen ser lesiones más grandes, típicamente en FID (próximas a ciego o colon ascendente)

Otras causas de necrosis grasa: Pancreatitis, hemorragias e infecciones.

Referencias:

Manifestaciones por imágenes de la necrosis grasa abdominal y sus imitaciones.
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.317115046
Apendagitis epiploica y sus imitadores.
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.256055030?utm_source=TrendMD&utm_medium=cpc&utm_campaign=Radiographics_TrendMD_0
Abordaje diagnóstico de calcificaciones benignas y malignas en abdomen y pelvis.
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.2020190152
Torsión no intestinal emergente y no emergente: espectro de imágenes y hallazgos clínicos.
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/rg.331125016
Evaluación del colon por TC: Enfermedad inflamatoria
https://pubs.rsna.org/doi/10.1148/radiographics.20.2.g00mc15399

Facebooktwitterlinkedinyoutubeinstagram
Facebooktwitterlinkedin