CASO #175 PAROTIDITIS AGUDA

Paciente masculino de 7 años de edad consulta por dolor y edema en fosa retromandibular derecha de evolución aguda

Diagnóstico: Parotiditis aguda

Generalidades:

Las entidades inflamatorias son las patologías más comunes que afectan a las glándulas salivales, incluyendo la parótida. La inflamación aguda genera aumento del tamaño glandular, a menudo de manera bilateral. La etiología en edades pediátricas es mayormente viral, siendo comunes el virus de la papera y el citomegalovirus. En casos de infección bacteriana es agente causal frecuente el Staphylococcus aureus.

Claves diagnósticas:

Rx – No es método de elección debido a su escasa discriminación de tejidos blandos.

US – Es el método inicial de elección para la valoración de la glándula parótida en pacientes pediátricos, para lo cual se emplea un transductor lineal de alta frecuencia y resolución.  Se observa agrandamiento de la glándula con aspecto difusamente hipoecogénico. A menudo la textura se torna heterogénea con múltiples áreas ovoideas hipoecoicas, en relación a focos de secreciones salivales, exudado inflamatorio y adenomegalias. Es también esperable un patrón hipervascular con aumento de la captación de Doppler color.

TCMC – No es de elección siendo que la densidad de la glándula es similar a la de los tejidos blandos adyacentes. Tiene utilidad como método ante complicaciones o procesos concomitantes como abscesos de la glándula parótida, causados por nódulos linfáticos necróticos, o sialolitiasis. Con el uso de contraste endovenoso se puede apreciar aumento de la captación y colecciones líquidas en el interior de la glándula.

MRI – Es la referencia estándar para lesiones de la glándula parótida, debiéndose emplear secuencias ponderadas en T1 y T2, con y sin supresión grasa para identificar lesiones. Para diferenciar lesiones tumorales es útil el empleo de las imágenes ponderadas por difusión (DWI). En la parotiditis se observa un aspecto heterogéneo con tamaño aumentado de la glándula, pérdida de la diferenciación habitual entre intersticio y conductos intraglandulares. En imágenes ponderadas en T1 se observa una glándula hipointensa y en T2, hiperintenso ante la presencia de edema o bien hipointenso cuando predomina la infiltración celular. Para la diferenciación de abscesos es de ayuda el empleo de contraste paramagnético.

Diagnósticos diferenciales:

Hemangioma infantil – es el tumor vascular benigno más común en edad pediátrica, siendo el tumor benigno más frecuente de la glándula parótida. Todas las modalidades de imágenes muestran una lesión lobulada, sólida e hipervascular. Es homogéneamente hipointenso en imágenes T1 y homogéneamente hiperintenso en T2 con realce intenso en fase arterial.  

Parotiditis crónica – cursa con atrofia, pequeñas calcificaciones visibles por ultrasonido y TC. Además se visualizan por MRI focos hiperintensos en T2 representando secreciones salivales y nódulos linfáticos. 

Hansen DS
UAP, Entre Ríos
Argentina