CASO #158. QUISTE HEPÁTICO SIMPLE UN HALLAZGO INCIDENTAL.

Paciente de 62 años de edad,  a quien se realiza  una  serie de estudios  imagenologicos, por antecedente de lesion a nivel de la mucosa rectal, evidenciando como hallazgo incidental la presencia de multiples imágenes de comportamiento  quistico  a  nivel de la glandula  hepatica.

Diagnóstico: Quistes hepáticos simples.

Los quistes hepáticos simples son lesiones benignas del desarrollo que no se comunican con el árbol biliar, surgen de forma congénita de las células del conducto biliar, presenta una pared delgada y están recubiertos  internamente por epitelio cuboidal, idéntico al de los conductos biliares y contienen un líquido claro seroso.

Prevalencia del  2.5% al 18%.

Asintomáticos en la  mayoría de los casos y cuando se presentan síntomas  surgen  por el efecto de masa en lesiones  de mayor tamaño.

Las complicaciones son poco frecuentes, hemorragia, la ruptura y la obstrucción biliar también asociadas a lesiones de mayor tamaño.

Claves para el diagnóstico:

Imagen esférica u ovalada, de contenido líquido, que no presenta captación tras la administración de contraste endovenoso

Ecografía:

En ecografía el quiste hepático simple se presenta como una imagen esférica u ovalada, anecoica, sin tabiques, de bordes lisos delgados, con ecos fuertes en la pared posterior (refuerzo acústico posterior indicativo de una interfaz de líquido/tejido).

Tomografía:

La CT muestra una imagen  hipodensa homogénea, bien definida, de pared delgada, esta imagen no presenta realce en su pared ni en su contenido tras la administración de contraste endovenoso.

Resonancia Magnética:

En la RM, los quistes hepáticos son  homogéneamente hipointensos en imágenes ponderadas en T1 e hiperintensos  en imágenes ponderadas en T2. Debido a su contenido líquido. No se observa realce después de la administración de contraste paramagnético endovenoso.

Diagnóstico Diferencial:

Enfermedad hepática poliquística

Equinococosis quística

Cistoadenoma

Cistoadenocarcinoma

Figura1: (a) Tc coronal con contraste fase arteria, (b) fase portal, Se muestran imágenes redondeadas, de bordes netos, bien definidos, a nivel de la glándula hepática, no presentan realce tras la administración de medio de contraste endovenoso. (c) MRI coronal ponderada en T1 con contraste muestra las mismas imágenes sin captación del medio de contraste.
Figura 2: Tc axial multifase, (a) Sin contraste, (b) con contraste fase arteria, (c) fase portal, (d) fase tardía, Se muestran imágenes redondeadas, de bordes netos, bien definidos, a nivel de la glándula hepática, no presentan realce tras la administración de medio de contraste endovenoso en ninguna de las fases del estudio.
Dr. Jhon Escudero R. Universidad Tecnológica de Pereira. Pereira Colombia.

Leer más